1


Un servicio en cooperación con IberLibro.com
Busque en nuestro catálogo
Autor:
Titulo:
Palabra clave:
Acceda a través de IberLibro.com al mayor mercado online de libros con un inventario virtual de más de 110 millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión, puestos a la venta por más de 13.500 librerías independientes de todo el mundo.

Buscador del Blog

2

Google+ Followers

Buscador del Blog Tematico

Loading

domingo, 2 de abril de 2017

Pack Abril 9000 Libros en ePub





Enlace de las Publicaciones

http://www.filebig.net/files/NDfszAUvqp

miércoles, 22 de marzo de 2017

La Expulsión de los moriscos de Extremadura

                                         Cover Title


Enlace.:

https://espanol.free-ebooks.net/ebook/La-Expulsion-de-los-Moriscos-extremenos

martes, 21 de marzo de 2017

Libros de epub gratis



{Ingles}
Posted: 20 Mar 2017 08:17 AM PDT
Burroughs’ first novel, a largely autobiographical account of the constant cycle of drug dependency, cures and relapses, remains the most unflinching, unsentimental account of addiction ever written. Through junk neighbourhoods in New York, New Orleans and Mexico City, through time spent kicking, time spent dealing and time rolling drunks for money, through junk sickness and a sanatorium, Junky is a field report (by a writer trained in anthropology at Harvard) from the American post-war drug underground. Nurtured into being by.

Posted: 20 Mar 2017 08:16 AM PDT
A partir de 1957, y durante más de veinte años, MARTIN GARDNER publicó en la revista «Scientific American» una sección de pasatiempos matemáticos que alcanzó un gran éxito. La magnífica acogida que dieron a esa columna mensual tanto los lectores habituales de la publicación como los científicos y matemáticos se explica por el «genio lúdico» de su autor —tan afín a Lewis Carroll— para las matemáticas y la lógica y por su talento para explorar amenamente el árbol de conexiones.

Posted: 20 Mar 2017 08:14 AM PDT
Una misteriosa asociación norteamericana (la «North Polar Practical Association»), en pública subasta ante las principales potencias del mundo, compra las tierras comprendidas del Polo Norte: tal como hace saber a través de los medios de comunicación, su principal interés es hacer práctica la explotación de los recursos naturales del Polo, especialmente la hulla y otros minerales por medio de técnicas de su propia invención.

{Ingles}
Posted: 20 Mar 2017 08:13 AM PDT
Set in the closing months of World War II, this is the story of a bombardier named Yossarian who is furious because thousands of people he has never met are trying to kill him. His real problem is not the enemy – it is his own army which keeps increasing the number of missions the men must fly to complete their service. If Yossarian makes any attempts to excuse himself from the perilous missions then he is caught in Catch-22:.

Posted: 20 Mar 2017 08:12 AM PDT
Susana es una escritora mexicana, está cansada de la vida que lleva junto a sus esposo Eligio, así que decide irse a un Programa de escritores en Estados Unidos (específicamente en la ciudad de Arcadia, hospedados en Kitty Hawk), donde para olvidarse de su vida en México empezará relaciones desde cero con sus compañeros del programa. Pero no contaba con que su esposo la seguiría hasta el fin del mundo.

Posted: 20 Mar 2017 08:12 AM PDT
Una hermosa mujer llama a Travis McGee a Arizona. Necesita su ayuda para recuperar el dinero que su inútil futuro ex marido le ha robado. Pero a ella no le queda mucho tiempo de vida, y aunque su empleadora muera, Travis no se dará por vencido. Usualmente no sale de Florida y no regresará a casa con las manos vacías. Esta es la tercera aventura de Travis McGee.

Posted: 20 Mar 2017 08:11 AM PDT
Recopilación de relatos de ciencia-ficción y fantasía del escritor estadounidense Henry Kuttner, algunos escritos por él en solitario, y otros, a veces publicados con el pseudónimo «Lewis Padgett», en colaboración con su esposa, la también escritora C. L. Moore. El libro original, prologado por Ray Bradbury, se dividió en dos tomos en la edición en castellano. Este es el segundo volumen.
Posted: 20 Mar 2017 08:10 AM PDT
Recopilación de relatos de ciencia-ficción y fantasía del escritor estadounidense Henry Kuttner, algunos escritos por él en solitario, y otros, a veces publicados con el pseudónimo «Lewis Padgett», en colaboración con su esposa, la también escritora C. L. Moore. El libro original, prologado por Ray Bradbury, se dividió en dos tomos en la edición en castellano. Este es el primer volumen.

Posted: 20 Mar 2017 08:09 AM PDT
Fernando Pessoa es autor de una de las obras poéticas más sugerentes y trascendentales del siglo XX. Abierta a las corrientes más innovadoras, su poesía es sensual e intuitiva, mágica y abstracta. Alberto Caeiro, uno de los heterónimos en los que Pessoa se desdoblaba en su obra, fue poeta bucólico, maestro de R. Reis y de A. de Campos, que se aplicó a una reconstrucción ideal del paganismo, en su esencia absoluta, tal como un filósofo antimetafísico. La poesía de.

{Alemán}
Posted: 20 Mar 2017 08:08 AM PDT
Zum erstenmal darf Emil allein nach Berlin fahren. Seine Großmutter und die Kusine Pony Hütchen erwarten ihn am Blumenstand im Bahnhof Friedrichstraße. Aber Emil kommt nicht, auch nicht mit dem nächsten Zug. Während die Großmutter und Pony Hütchen noch überlegen, was sie tun sollen, hat Emil sich schon in eine aufregende Verfolgungsjagd gestürzt. Quer durch die große fremde Stadt, immer hinter dem Dieb her, der ihm im Zug sein ganzes Geld gestohlen hat. Zum Glück bekommt Emil bald Unterstützung: von.

Posted: 20 Mar 2017 07:49 AM PDT
La novela, «comenzada por una visión seminconsciente de mi infancia» dice su autor, fue escrita de un tirón, en poco más de un mes. El escritor parecía liberarse así de viejos fantasmas. Blanco-Amor concentra en ella todo un mundo marginal de prostitutas, camorristas, machos elementales y machos con corazón de mujer, en una ciudad, Auria, que podía ser cualquiera de la lastimada geografía española de principios de siglo. La parranda es la novela de un crimen, de una muerte que.

Posted: 20 Mar 2017 07:48 AM PDT
Bahía de Guantánamo, Cuba. El centro penitenciario más hermético del mundo se rige por sus propias normas, utiliza sus propios métodos y niega la autoridad ajena. En ese claustrofóbico lugar trabaja Revere Falk, agente del FBI, con la misión de interrogar a los más peligrosos terroristas que el mundo haya conocido. Pero sus métodos distan mucho de la brutalidad a la que son sometidos los prisioneros, lo que hace que Falk siempre haya sido mal visto por sus compañeros. Cuando.

{Ingles}
Posted: 20 Mar 2017 07:47 AM PDT
For a thousand years the ash fell and no flowers bloomed. For a thousand years the Skaa slaved in misery and lived in fear. For a thousand years the Lord Ruler, the “Sliver of Infinity,” reigned with absolute power and ultimate terror, divinely invincible. This saga dares to ask a simple question: What if the hero of prophecy fails? Mistborn: The Final Empire — Kelsier, a brilliant thief has turned his talents to the ultimate caper, with the Lord Ruler.

Posted: 20 Mar 2017 07:40 AM PDT
Se suponía que Erik Vogler iba a disfrutar de unos días libres, lejos de su padre y de su abuela. Sin embargo, el inesperado fallecimiento de su tío Leonard le conducirá a un misterioso castillo irlandés que oculta la terrible maldición de lady Brianna de Louth. Acompañado por Albert Zimmer, todo parece indicar que encontrarán la muerte en la cripta de Misty Abbey-Castle.

martes, 7 de marzo de 2017

Publicaciones en epub



Posted: 07 Mar 2017 06:34 AM PST
Hace ya una década, Paul Theroux narraba su épico viaje por tierra desde El Cairo hasta Ciudad del Cabo, y nos ofrecía una visión privilegiada del África moderna. Ahora regresa para descubrir cómo han cambiado en estos años tanto él como el continente africano. Entre «townships» y safaris a lomos de elefantes, entre paraísos naturales, tradiciones perdidas y zonas devastadas por la guerra y la avaricia desmedida de sus gobernantes, el autor parte de Ciudad del Cabo, se dirige al.

Posted: 07 Mar 2017 06:33 AM PST
Umberto Eco, examina en este libro, que continúa y desarrolla los temas de dos obras suyas anteriores y algunos de los conceptos fundamentales que constituyen el meollo del debate semiótico actual: signo, código, metáfora, símbolo y la oposición entre “diccionario” y “enciclopedia”. Todos estos conceptos y los problemas que de ellos se derivan han constituido el objeto de la filosofía del lenguaje desde Platón hasta nuestros días. La raíz histórica de estos ensayos no es, pues, casual ni accesoria: nace.

Posted: 07 Mar 2017 06:32 AM PST
Alex King, un reputado psicólogo asesor de empresas, experto en comunicación y lenguaje corporal, está dando una conferencia ante un auditorio de quinientas personas cuando de repente un sicario se descuelga de la cornisa del techo de la sala, a doce metros de altura, de un disparo certero mata a uno de los asistentes y se escabulle. La víctima es un conocido financiero que días antes había recibido una carta de extorsión anónima. Pocos días después, otro millonario es asesinado.

Posted: 07 Mar 2017 06:27 AM PST
Caspar Hauser narra la conmovedora y enigmática historia de un expósito en busca de sus orígenes y de su propia identidad. In albis ante el mundo —vivió incomunicado toda su infancia— Caspar se erige, como el buen salvaje, en el símbolo del hombre puro, inocente y espiritual, en continua disensión con la realidad que le envuelve. Entre lo real y lo metafórico, la ternura y la infamia, Jakob Wassermann construye esta intrigante y sobria novela, que no tardó en convertirse.

Posted: 07 Mar 2017 06:26 AM PST
La agresión a un adolescente y una operación de narcotráfico tienen en danza a una joven juez, a una cabo de Mossos d’Esquadra y a un inspector de la Policía Nacional. Una novela policiaca y judicial. Un desenlace sorprendente, perturbador… auténtico. A veces los casos más sobrecogedores no salen en los periódicos. Una noche a finales de enero un niño de catorce años aparece herido de arma blanca en un camino forestal a las afueras de una urbanización cercana a.

Posted: 07 Mar 2017 06:24 AM PST
Siete apasionantes historias que lo atraparán de principio a fin. Este libro lo transportará junto a un grupo de astronautas hasta la superficie de un planeta extrasolar, donde descubrirá las variadas y aterradoras formas de vida que allí habitan. Luego viajará hasta un pueblo alemán de fines del siglo XIX para investigar una serie de misteriosas muertes ocurridas en un bosque embrujado. Después se encontrará con un enigmático personaje y será participe de una oscura leyenda. A continuación, se refugiará.

Posted: 07 Mar 2017 05:39 AM PST
En los años 80, en plena ofensiva neo liberal, el semanario Newsweek titulaba a toda página: «Marx ha muerto». En las décadas siguientes, la misma frase se repitió una y otra vez en los lugares más diversos del mundo. Se la repitió tanto que hasta se podría pensar que a veces era una certeza y a veces una expresión de deseo una súplica para que el velorio fuera rápido. En todo caso, siempre fue una consigna declamada a viva voz,.

Posted: 07 Mar 2017 05:38 AM PST
Una de las autobiografías más sinceras e impactantes escritas por un novelista en el siglo XX. Un retrato del artista obrero en la durísima Inglaterra industrial. Descatalogada desde hace años, y recientemente rescatada en una nueva edición, estamos ante una de las autobiografías más impactantes escritas por un novelista en el siglo XX. Alan Sillitoe, considerado un autor clave de la generación más brillante de la literatura inglesa de posguerra, narra aquí su formación como escritor: sus años de infancia.

Posted: 07 Mar 2017 05:37 AM PST
Tras el éxito de los Cuentos eróticos de Navidad y Cuentos eróticos de verano, en la colección La Sonrisa Vertical publicamos un nuevo volumen de relatos, en esta ocasión en torno al día de San Valentín. Precisamente en una fecha que celebra el enamoramiento y el amor, retamos al lector a que viva sus ritos y sus tópicos desde una perspectiva diferente, unas veces sensual, otras provocativa y aun divertida, y se vea arrastrado por las historias que diez autores.

Posted: 07 Mar 2017 05:36 AM PST
El estilo despojado y la sencillez de la prosa no hacen más que subrayar la complejidad de este relato que, desde su publicación en 1915 ha sido objeto de las interpretaciones más variadas. «Una mañana, tras un sueño intranquilo, Gregorio Samsa se despertó convertido en un monstruoso insecto». A esa primera frase, que despierta los temores del lector, le sigue un mundo de pesadilla («kafkiano»), donde lo cotidiano se vuelve incierto y opresivo. Franz Kafka (1883-1924), uno de los grandes.

Posted: 06 Mar 2017 07:58 AM PST
Ana Rivera, la autora de “Ana, auténtica forjadora de valor”, ahora nos sorprende con un poemario cargado de angustia y amor.

La fiesta en la mar Delfina Acosta



Por alguna u otra razón que nadie -jamás- podrá descifrar, el poeta Franz Kurtz tenía un aire de desdichado al darte los buenos días, y, cuando te cruzabas con él, en una esquina, frente al viejo mercado municipal de las codornices o frente a la destartalada estación del ferrocarril sureño, te decía buenos días como quien dice adiós, y cuando te dabas vuelta, y era él, mientras tú le hacías la gracia de un simpático mono de circo, Franz te miraba sin comprender cuál de los dos tenía la culpa, o qué maldito bien te había hecho la vida (para pasar tanta vergüenza), y cuando tú abusabas en el apretón de las manos, él retiraba la suya, apagando con la frialdad cadavérica de sus dedos las castañuelas resonantes de tu calurosa amistad y, finalmente, cuando le sorprendías pegado a una de las tantas ventanillas del autobús, exhibiendo sombríamente su pasaje al guardia de la empresa, te saludaba sin verte ya, como quien echa al vuelo el pañuelo de un estornudo, nada más.
Qué desencanto la vida para Franz. Y qué soledad la suya, sin el derecho, siquiera, de elegir, porque las novias se le iban para la cuadra de enfrente, siempre inalcanzables con su vestido de primavera y sus cabellos trenzados de aromas de canela.
Pienso que todos los poetas son parecidos a Franz. Franz Kurtz. O casi todos. Por eso el gobierno inventó lo del gran cartel del mar, como primera medida de cultura, para romper la desoladora condición histórica de nuestra mediterraneidad y reconfortar a los intelectuales y a los soñadores como Franz, ávidos de mar.
Gran cartel de mar, el nuestro, con aquellas altas olas artificiales, aquellas espumas congeladas, aquellas gaviotas perpetuadas en su vuelo hacia el norte y aquellos arrecifes de mentira; gran cartel paisajista que los poetas contemplaban, melancólicos, sin que los incomodara el luminoso cartel de coca-cola que los oficiales del ejército levantaron como segunda medida de reconstrucción patriótica, gran cartel de mar, que algunos poetas, afectados de sentimentalismo, observaban desde su miserable pensión con catalejos y se echaban luego a llorar, repitiendo que sí, que era nomás el mar, no importa cuánta peregrinación inútil de gaviotas y retorno de loros amarillos, no importa cuantos golpes desiguales de marea, cuanta ilusoria carabela o gabarra deshaciéndose del cascarón de la pintura, era nomás el mar, la mar, no importa cuanta playa de arena cubierta por el hondo sentimiento de aquellas tres valientes palabras: ¡viva la revolución! Que viva la revolución aunque la vida siguiera su curso ordinario dentro de un progreso y una paz sepulcral como nunca tuvimos y los poetas recitaban sus poemas contestatarios, sin que nadie los oyera, salvo el mismo Presidente de la República, quien también escribía sonetos sobre el dorso de cualquier invitación oficial, cultivando el estilo, claro está, de Pablo Neruda: "Puedo escribir los versos más tristes esta noche".
Que viva la revolución, porque al civilismo se lo lleva el aire del ocio mientras que en la refriega todo el mundo cabe en una plaza, y aún se encuentra un lugarcito de margaritas para echarse a morir con la debida gloria; pero, era nomás el mar, no importa cuánto silencio, cuánto caracol como huevo de perdiz, cuanta resolana, cuanto afiche y cuanto espejismo. Por supuesto, el mar que conocíamos no era el mar de verdad que sí rugía y que se traía y que se llevaba a la playa con cada golpe de oleaje, nuestro mar era el mar de las enseñanzas escolares, aprendido de memoria a través de la geografía moderna. Ay, yo daba vueltas, tú dabas vueltas, él daba vueltas al globo terráqueo, y qué duro meterse en la cabeza tan larga asignatura cuyo fundamental misterio era la historia del almirante Colón y sus tres carabelas, ay, tres carabelas llegadas a América por pura inspiración del velamen, y, luego, imaginaros, poder conocer los detalles más curiosos de las altas corrientes marinas, los animales recogidos bajo los perdidos cofres de los tesoros que ninguna empresa tuvo la suerte de hallar y las embarcaciones marinas arrestadas por las plantas musgosas con el último pirata entregado al placer de fumar su pipa, alegre en la popa, imaginaros, poder conocer las diferentes variedades de sales que en octubre se abrían como girasoles bajo el agua mientras el viento de la primavera se llevaba, arriba, las sombrillas cubanas, y aquel guarapo de
los ahogados perdidos de sus madres, de sus novias, de todo el grupo excursionista, por no saber nadar aunque pareciera tan fácil la cosa desde la práctica sobre el taburete.
Caramba, aquello de nadar era toda una ciencia, algo de hacer o no hacer en un arrebato de extremo heroísmo. Lo que se dice nadar, nadar, todos lo hacían pero nosotros no, mas le dábamos pataleos al aire tendidos sobre las sillas y a grandes manotazos avanzábamos, o como que avanzábamos, hasta que toda la tripulación se venía abajo en el preciso instante en que un vértigo de fondo, un salpicón de corales y unas explosiones herbáceas tiraban de las patas de las sillas. Aquí y así como nos ven, tenemos espíritu de mar, tal vez porque sobrevivimos, aun sin crédito extranjero, y nos pasamos noches sin dormir, soplando fogatas frente al gran cartel del mar, y viene cayendo gente a la peña entre el alboroto de los niños y de los perros, y vienen resbalándose las muchachas hasta la peña, entre el apuro y la didáctica por fritar cebollas en el fuego, cebollas que todos comemos, brindando por los buenos tiempos, éstos, los tiempos de las noches estrelladas, de las buenas cosechas, de la gran bendición de los maizales que se arraigan aún en los cementerios, y de la prosperidad de los cafetales, y alguien ya ha traído su piano al oír la buena noticia de que la fiesta es frente al gran cartel del mar, de modo que la humilde vendedora de azahares baila, el usurero italiano baila, y un tercero les hace compás, no hay caso, nadie sabe quien es, pero baila tan bien, tanto para el costado como para el revés, para su pareja como para las demás parejas, baila tan bien el tercero, escondido celosamente dentro de su gran mascarilla de cambá, que todas queremos comprometerlo para que baile conmigo la próxima pieza, algún cielito, tal vez un merequetengue, los pasitos que me enseñaron la tardecita de las azaleas florecidas, cuando mi abuela se reclinaba en su mecedora de mimbre, pero, mira qué gran susto, cambá, el viento se llevó tu mascarilla, Franz Kurtz; quién hubiera sospechado, con ese aire de desdicha que siempre tenías al decir adiós, y con esa prudencia de los tristes con que te acercabas a los bailes para ver a las mulatas mover la calabaza; quién hubiera creído, ahora tú eres el que levanta el polvo con el zapateo, sintiendo que te sofocas con el giro de la cumparsita, y sabes que ya es tarde, que la cristalería de tu fama de poeta triste se rompió en mil añicos, de modo que no te queda más remedio que ensoparte en todos los pedidos musicales que la orquesta complazca. Y ahora todos nos metemos en el baile, olvidando las tristes horas que pasamos enjaulados en esta patria miserable, sin mar, sin ejército de marina, sin atardeceres de salitre que golpeen levemente los jazmines de los balcones, todo el mundo metido en el último furgón de la casa, respirando el vaho creciente de los muebles viejos, de los armarios de madera de caoba y del centenario arcón familiar, todo el mundo en la cocina, ordeñando la vaca que si ponemos acá no nos permite caber ahí, que si la ponemos donde sea no nos deja pasar, porque el recinto se ha quedado tan chico después de la última remodelación de la ordeñadora automática.
Y ahora el baile nos queda tan pequeño, tan como encimado porque también han venido los revolucionarios, imagínense, y los poetas de las odas a la Virgen de los mandiocales, y ha venido el mismo Presidente de la República con su sombrero panameño y su camisa de lino azul, y los niños meten nomás las manos dentro de sus grandes bolsillos repartiéndose caramelos de azúcar quemada y licor. Ay, qué respirada está la noche; cuánto cantar de cigarras subidas a lo alto de los eucaliptos, qué enredo de sables en la vueltita de los charangos como si el baile fuese la misma guerra, y se cumple el pedido de que el Presidente ordene cuál es la mejor pareja, por lo que todo el mundo le saca milagros a sus alpargatas, y tan metidos estamos en la calentura de la fiesta que nadie oye, que nadie oyó el ruido de tren que hace el viento al bajar por las colinas rocosas, hasta que alguien grita desde el campanario que viene el tifón partiendo en dos mitades el gran cartel del mar, y los peces azules se meten dentro de nuestros vestidos, el raso de los líquenes enreda las patas de los caballos y las mulas; son abiertas las jaulas de los caracolitos por la fuerza de los cangrejos que revientan en la fritura de las mazorcas; el mar se nos viene encima con su oleaje de pocillos, platos y vasijas de porcelana porque el barco paisajista naufraga, y alguien grita que pare la fiesta, que calle la orquesta, pero ni modo, con el agua hasta el cuello bailamos la cumparsita, llevados y traídos por las olas, libres por siempre jamás.
Nunca nos hemos divertido tanto. Esa fue la fiesta en la mar.

FIN